Servicios

La cabaña, ubicada en medio del bosque primario, tiene la capacidad para alojar a 40 personas cómodamente, prestándose los servicios de alimentación con comida típica de la región, alojamiento y recorridos por los diferentes senderos en los cuales se realiza la interpretación ambiental por parte de los ecoguías de la región.

 

Para el alojamiento, los visitantes se distribuyen entre habitaciones múltiples de 10, 4 y 2 personas, en camas y camarotes. La ropa de cama (sábanas, almohadas y cobijas) es facilitada a su llegada a la reserva.

Además, los visitantes pueden disfrutar del canto de las aves en las horas de la mañana, de un relajante baño en el charco “La Paila” y deleitarse con el sonido de las cascadas situadas a unos pocos minutos de la cabaña.

En la noche, se ofrece emprender un recorrido para observar los hongos fluorescentes y disfrutar de un cálido y delicioso “hervido” y aromáticas con frutos silvestres típico de la región, al son de cuentos, mitos y leyendas que hacen parte de la cultura del piedemonte.